¿Qué es la Planificación Familiar Natural?

 

La Planificación Familiar Natural (PFN) es un estilo de vida que incorpora a la vida conyugal y a las decisiones procreativas el respeto, la responsabilidad, la libertad informada y la capacidad para la continencia. La PFN recurre a los Métodos Naturales para la planificación responsable de la familia.

 La Organización Mundial de la Salud define los Métodos Naturales como aquellos métodos que se basan en la observación y reconocimiento, por parte de la mujer, de las fases fértiles e infértiles de su ciclo ovárico y en la abstinencia en la fase fértil, si la finalidad es aplazar temporal o definitivamente una gestación. La metodología del trabajo está basada en el protocolo "Learning Package for Family Fertility Education" (1978) de esta organización y actualizada con los diferentes protocolos de las organizaciones mundiales más avanzadas como la IEEF/EIFLE y la WOOMB.



Ventajas de los Métodos Naturales de Planificación Familiar

 

 1. Ayudan al hombre y a la mujer a asumir conjuntamente la responsabilidad de su fertilidad.

 Los métodos utilizados en la Planificación Familiar Natural son métodos cooperativos, que involucran a ambos cónyuges en la decisión responsable del número de hijos. Conllevan la abstinencia periódica, asumida libremente, en un clima de comunicación y respeto por parte de ambos miembros de la pareja.

 2. Siguen las leyes biológicas de la reproducción, respetan la vida en su comienzo y no conllevan efectos secundarios.

 Debido a que dichos métodos se adecuan al ritmo biológico de la mujer, no alteran sus procesos fisiológicos ni interfieren en su salud.

 Los Métodos Naturales permiten prescindir del uso contraceptivo de hormonas, dispositivos mecánicos, procedimientos quirúrgicos, etc. Respetan la vida desde su comienzo.

 3. Aumentan el autoconocimiento.

 La mujer que utiliza los Métodos Naturales reconoce los cambios fisiológicos que tienen lugar durante su ciclo; por tanto es más consciente de la responsabilidad de su maternidad y, al mismo tiempo, es capaz de detectar precozmente cualquier anomalía ginecológica que se pueda presentar (infecciones vaginales, spottings...).

 4. Fomentan la capacidad de autocontrol.

 En la enseñanza de los Métodos Naturales se dedica una parte importante a la educación en el uso responsable de la sexualidad y se potencia el ejercicio del autocontrol, de forma que cada uno de los miembros de la pareja aprenden a acoplar el ejercicio de su sexualidad al ritmo del otro.

 5. Se aprenden fácilmente tras el seguimiento de un curso de enseñanza.

 Los Métodos Naturales no son complicados y se aprenden con facilidad. Es aconsejable empezar su aprendizaje en la etapa prematrimonial, en condiciones normales de fertilidad, lejos de situaciones de stress. Sin embargo, también pueden aprenderse en cualquier circunstancia de la vida fértil de la mujer, si existe una motivación suficiente y una decisión tomada conjuntamente.

 En un 95% de los casos, las mujeres son capaces de reconocer su fertilidad después de tres ciclos de aprendizaje en los cursos establecidos. Dichos cursos incluyen temas de anatomía y fisiología, así como de sexualidad.

 6. Aplicables en todas las circunstancias y condiciones socio-culturales.

 Las normas de los Métodos Naturales se adecuan a las diferentes situaciones de fertilidad, ya que la mujer reconoce, en cada ciclo, los días fértiles, que pueden variar de un ciclo a otro. Por tanto la mujer aplicará en las diferentes situaciones de su vida fértil y también en ciclos irregulares, lactancia, premenopausia, stress, postpildora, etc. las reglas adaptadas a dichas circunstancias.

 Experiencias multicéntricas en diferentes países han demostrado que pueden ser utilizados por personas de distintas culturas y religiones, ya que se basan en la naturaleza psicobiológica del hombre y especialmente de la mujer.

 Por su bajo costo pueden utilizarse, incluso, en situaciones socio-económicas desfavorables.

 7. Pueden utilizarse para conseguir o posponer un embarazo.

 Los Métodos Naturales pueden utilizarse indistintamente para aplazar temporal o definitivamente una gestación, o para conseguirla. Son Métodos apropiados para aquellas parejas que se encuentran en situaciones de subfertilidad, ya que al reconocer los días de máxima fertilidad pueden orientar sus relaciones hacia esos días, aumentando las probabilidades de conseguir un embarazo.

 8. Tienen un alto índice de eficacia.

 La eficacia de los diferentes métodos de planificación familiar natural se mide con el Índice de Pearl (Nº de embarazos no planeados en 100 mujeres que utilicen los Métodos Naturales durante 1 año). I.P. Teórico del Método de la Ovulación Billings 2,8. I.P. teórico de los Métodos Sintotérmicos 0,44-1,35 (comparable a la de la contracepción oral).

La eficacia práctica se corresponderá con la eficacia teórica siempre que los usuarios aprendan y apliquen bien el método.

 Para más información ver: Cursos para usuarios